La compañía minera de capitales canadienses Teck informó que iniciará este 4 de noviembre la Participación Ambiental Ciudadana Anticipada (PACA) para su proyecto Quebrada Blanca Fase 2, que se ubica en la Región de Tarapacá.

Según informó Sergio Vives, gerente de Asuntos Sociales y Ambientales del Proyecto Quebrada, la etapa es un proceso abierto y voluntario con las comunidades quechuas y aymaras de la zona Huatacondo y “una oportunidad para fortalecer el diálogo entre Teck y las comunidades locales a medida que trabajamos hacia la presentación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA)”. El proceso es previo a la presentación del proyecto en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), el segundo semestre de 2016. En 2012, el proyecto fue retirado del mismo organismo.

Alejandro Capetillo, presidente de la comunidad de Pueblos Indígenas de Tarapacá, explicó que revisarán en detalle el proyecto. “Lo que vale es el EIA y eso es lo que seguiremos de cerca”, comentó.

Durante su fase producción serán más de 2.000 trabajadores directos e indirectos.

“Con el proyecto Quebrada Blanca Fase 2 vamos a llegar a duplicar nuestra capacidad de producción de cobre”, indicó Vives, quien agregó que a diferencia del proyecto actual, que produce cátodos de cobre, el de QB2 considera la producción de concentrado.

El proyecto Quebrada Blanca Fase 2, que pretende una vida útil inicial de 25 años, requerirá la construcción de una nueva planta de proceso y un sistema de manejo de relaves de la mina, un acueducto, sistemas de bombeo, líneas de transmisión eléctrica, una planta desaladora y un puerto de embarque. Además de cobre producirá 5.000 toneladas de molibdeno por año.

La compañía cuenta con 16 proyectos en América y dos Chile, Carmen de Andacollo, en la Región de Coquimbo, y Quebrada Blanca en Tarapacá, ubicada a 4.400 metros sobre el nivel del mar a 250 kilómetros al sureste de Iquique.

Teck tiene la participación mayoritaria en Quebrada Blanca con un 76,5%, Inversiones Mineras S.A. tiene el 13,5% y la Empresa Nacional de Minería (Enami), 10%. La actual faena presentó al SEA un Estudio de Impacto Ambiental para extender la operación por cinco años más.

5.600 millones de dólares es la inversión estimada en el proyecto Quebrada Blanca Fase 2.

11.000 puestos de trabajo tendrá la fase de construcción de la mina.

200.000 toneladas de cobre al año producirá Quebrada Blanca Fase 2.

(Economía y Negocios, El Mercurio)